+54 9 351 303-5806

Los errores más comunes en el desarrollo de apps y cómo evitarlos

El éxito de una aplicación móvil depende de muchos factores. Podemos tener gran cantidad de descargas, pero también registrar un número muy elevado de desinstalaciones. Por eso es importante saber cuáles son los errores más frecuentes en el desarrollo de aplicaciones y cómo podemos evitarlos.

Interfaz compleja. No conviene complicarse. Debemos generar un entorno que el usuario conozca y donde se sienta seguro. Para lograr una interfaz amigable hay que cuidar determinados elementos de diseño, no incluir herramientas difíciles de utilizar, menús ocultos o gestos con los que los usuarios no estén familiarizados. Diseñando botones fáciles de ver y usar haremos mucho más sencilla la navegación. Si la app es compleja siempre podemos ayudar a los usuarios con tutoriales y paneles de información adicional.

Diseñar la app para una sola plataforma. Si bien la mayoría de los usuarios de móviles usan Android, debemos crear apps que nos permitan llegar a todas las plataformas disponibles en el mercado. Adaptar el diseño a cada una de ellas garantiza un funcionamiento más rápido y preciso.

Replicar el sitio web. Una app y un sitio web son productos distintos y el usuario tiene necesidades diferentes dependiendo a cuál de los dos acceda. Una app móvil con tanta información como una página web será demasiado pesada y lenta. Además, las pantallas de los dispositivos móviles no son tan cómodas como las de un ordenador, por lo que la visualización de la app será más complicada. Una app debe tener un objetivo claro y específico, diferente al del sitio web.

Pedir que el usuario se registre antes de ofrecer algo a cambio. Diseñar apps con registro obligatorio es una barrera para el usuario. Si no vale la pena que el usuario pierda tiempo en brindar sus datos no lo incluyas en el diseño de tu app. Si tu app requiere registro, mostrarle a tu usuario lo que vas a aportarle antes de que deba completar el formulario.

No darle importancia al Onboarding. Es vital lograr una buena primera impresión para que cada usuario decida seguir usando nuestra app luego de descargarla. Además, le debe quedar claro cómo se usa desde el primer contacto. Diseñar un tutorial suele ser la opción más utilizada, usando, por ejemplo, pop ups o mensajes interactivos que guíen al usuario. Lo importante es no hacerlo perder tiempo dándole información innecesaria. Lo ideal es encontrar el equilibrio entre una aplicación que sea intuitiva y que introduzca a los usuarios a las características más divertidas y atractivas con rapidez y dinamismo.

Incorporar demasiadas funcionalidades o no tener ninguna bien definida. Una app siempre debe resolver un problema, ofrecer un servicio o cubrir una necesidad. Debemos evitar diseñar apps sin propósito, con el único fin de seguir las tendencias. Pero además debemos centrarnos en el objetivo y en el usuario, sin incluir funciones innecesarias.

Desarrollar una app y hacer vos mismo el testing. Si bien a medida que trabajás en tu app deberás ir haciendo pruebas, el proceso de testing debería estar a cargo de alguien ajeno al proyecto para poder brindar una mirada objetiva.

Related Posts

Leave a Reply!

You must be logged in to post a comment.